jueves, 17 de septiembre de 2009

What about us???



Esta mañana no tenía ni ganas de empezar el día.
Primero, los constantes apagones a que nos tiene sometido nuestro gobierno, el de hoy a las seis de la mañana, cuando uno se levanta a preparar café, a planchar la ropa del día de trabajo, a bañarse. Gracias a Dios fue corto.
Cuando llegó la luz, mientras nos preparábamos, puse la tele, cosa extraña que me puse a escuchar a Miguel Angel Rodríguez. Siempre he pensado que el paisano es un tanto desesperante, negativo. Pues me pude enterar que ayer, una gandola con gas de cloro se estrelló en la vía que conecta la zona central con el oriente del país. Ocho muertos y cientos de afectados por el tóxico químico. Además, tres agencias bancarias en Caracas fueron asaltadas. El fin de semana, asesinaron a un alcalde del partido de oposición aqui en mi región.
De verdad a veces no provoca levantarse.
Bueno, gracias a Dios, mi niño con sus ojos de esperanza se levantó temprano y eso nos dio una andanada de energía. Por cosas de la vida me quedé trabajando en casa de mamá en lugar de ir a la oficina. El ser dueño de tu propia empresa, te da un poco de libertad.
Escuchando mi playlist de música en inglés, llegué a la colección del finado, es decir, Michael Jackson y una vez más escuché la canción de la tierra. De hecho como hago a veces con las canciones que me gustan, la escuché varias veces. Siempre he pensado que el finado era un poeta, son sus canciones las pocas en inglés que prácticamente me aprendí en mi adolescencia. Me pasó como a muchos, que cuando él murió y lo volvi  a escuchar después de tantos años, nos movió muchísimo los sentimientos, nos llevó a unos años felices que difícilmente volverán.
Esa frase que el coro repite casi con desesperación al final: What about us?, "¿Qué hay de nosotros?", dice tantas cosas: Si todo se derrumba como a veces uno siente que está pasando, nosotros vamos a caer con el mundo. Por otro lado, es una pregunta a la conciencia: ¿que estamos haciendo?. La crisis nos compete a todos: el mundo, la sociedad, la naturaleza, la responsabilidad también nos toca a nosotros. El domingo, el sacerdote en la misa decía que no puedes esconder la cabeza dentro de la tierra como las avestruces, porque el resto del cuerpo queda fuera, y el león de todos modos te va a comer. Es una responsabilidad, y al fin y al cabo no nos queda otra salida.
What about us?. ¿Qué hay de nosotros?. Simplemente dar la pelea. ¡Los ojos de mi niño, siempre me lo recuerdan!!!

No hay comentarios: